jueves, 16 de febrero de 2012

Un ejemplo de globalización.
Cuando hablamos de costes, de productividad, parece que son simplemente números, pero se trata de personas, personas que a varios miles de kilómetros se dejan la vida para que nosotros tengamos el último grito tecnológico. Apple ("la manzana podrida" como bromean algunos) no es la única sino que esta explotación está generalizada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada